lunes, 17 de abril de 2017

Material, tan fuerte y tan frágil, según se mire.

Siguiendo la estela de un post publicado anteriormente, ahora le toca el turno a otro de estos cacharros tan importantes en la escalada clásica.
De gran versatilidad los Link Cam de Omega Pacific son algo así como un todo o casi todo en uno. Según reza su publicidad de los más novedosos y sofisticados del mundo.
El juego completo está formado por 4 piezas, con  las cuales se puede abarcar bastantes medidas
Su construcción futurista y sofisticada nos muestra de un vistazo como ha avanzado el material en los últimos años.


El otro día sentado tranquilamente viendo la tele, un señor bastante conocido escalaba el mítico Naranjo de Bulnes por una de sus vías más famosas. En un momento dado su compañero de cordada colgado en un de estos cacharros salió volando. El  Link se rompió, al parecer el latiguillo que transmite el movimiento a las levas se salió o se partió.
He visto alguna que otra rotura por parte de estos cacharros y eso sin mencionar el problema que tuvieron al principio de su lanzamiento con el tema del remache central, el cual se solventó en su momento.
A nosotros mismos también nos ha pasado y no precisamente el latiguillo. Parte del riel donde encaja el sistema de levas se partió con el consiguiente peligro, pues llegado el caso se pueden salir las levas y desarmarse el artefacto en cuestión.


Las levas están construidas y ensambladas mediante el proceso M.I.M Metal Injection Modding. Dos materiales diferentes en las levas, acero inoxidable aeronáutico y aluminio de las serie 7000

Puestos en contactos con Omega Pacific mediante email donde se narraba el problema y teniendo en cuenta que no ha sufrido caídas fuertes solicitábamos alguna explicación como mínimo, pero ha día de hoy la callada es la respuesta.

En algunos foros, fuera de nuestras fronteras se comenta con cierta asiduidad lo “delicado” de estos  aparatos,  teniendo en cuenta que este de la foto tampoco ha recibido ningún macanazo digno de mencionar pues... habrá que observarlos con cuidado.

martes, 28 de marzo de 2017

Ruta: Cruz del Carmen-Las Carboneras-Taborno-Afúr-Playa Tamadiste-Taganana-Afúr-Cruz del Carmen



Ruta: Cruz del Carmen-Las Carboneras-Taborno-Afúr-Playa Tamadiste-Taganana-Afúr-Cruz del Carmen
Duración: 11h30’
Dificultad: Alta
Recorrido: Circular
Kms totales: 29,89 kms

Desnivel: negativo 2.554 m, positivo 2.643 m. Total acumulados 5.197 m



Una vez más nos ponemos las botas para hacer un largo recorrido, con un buen desnivel entre los vericuetos que tiene Anaga.

 29,89 km totales
Amanece con frío, las manos aún están algo yertas, pero poco a poco van entrando en calor. El descenso hacia Las Carboneras se hace algo lento ya que el sendero está resbaladizo, por lo que hay que ir con cautela, ya que algún resbalón nos hace estar expectantes.



A medida que avanzamos el movimiento y “Lorenzo” va calentando nuestros cuerpesillos que avanzan con la incógnita del aguante, jeje.
El día es perfecto, el cielo despejado y de vez en cuando esa ligera brisa que agradece la piel. 




















Bajo el Roque Páez, nos encontramos con el pequeño pueblo de Afúr donde hacemos una breve parada para despedirnos de algunos de los compañeros que sólo llegan hasta la Ermita de San Pedro.


Nosotros proseguimos por el barranco de Afúr hacia la playa Tamadiste, donde comemos, que ya la barriga está croando.


Cogemos el desvío hacia Taganana y pa’arriba. Esta parte del recorrido me parece muy hermosa y placentera en el que puedes ir disfrutando del mar rompiendo contra las rocas. La postal que nos ofrecen los Roques de Las Ánimas, Roque de Enmedio y el Amogoje, nos lleva a términos de escalada, mientras los Roques de Dentro y de Afuera siguen anclados al mar.


Ya en Taganana, toca heladito y mentalización para la subida.

Los kilómetros andados ya van haciendo mella en mis torturadas rodillas que en la bajada han sufrido más de la cuenta, y mis piernas prefieren subida que bajada, cualquier desnivel en descenso se me hace un tormento. 

A algunos, aún les queda fuerza para hacer amagos de boulder, jeje.

Después de once horas y media de pateo, llegamos aunque derrotados, contentos por conseguirlo.


Como siempre el paisaje y los senderos de Anaga, dejan aromas de vida.


Tortuga.




viernes, 24 de marzo de 2017

Anécdota con Ball nut



Realizando la apertura de una vía en artificial, me ocurrió una cosa curiosa, mientras probaba un ball nut nº1, que soporta 8kN y cuyo uso no ha sobrepasado las tres veces, este se salió de la grieta de donde lo había colocado tras brincar un par de veces sobre él, la estructura quedó en mi daisy y lo que es el cable con la bola cayó al suelo, pensábamos en un primer momento que se había roto el cable, pero cuando lo observamos detenidamente, es que se había salido del remache que tiene el tirador.

Ball nut nº1 roto

Ball nut nº1 nuevo

Ante ello, propusimos escribirle a CAMP, para dar aviso al respecto y así comunicar lo sucedido. Por parte de la empresa hay un gran interés, puesto que casi sobre la marcha me solicitan que se los envíe sin ningún coste, que sentían lo ocurrido y que sería el primer caso pues no habían tenido otras notificaciones de algo así sobre un Ball Nut, además me remiten uno nuevo por cortesía de CAMP.

La verdad es que ahora miro el nuevo y me sigue pareciendo que el remate que se ha hecho como remache, no es muy convincente. 
Uf, uf!, creo que sólo lo pondré cuando sepa que el seguro que está por debajo ha quedado bomba, ya que la confianza en esta protección no sé si es recuperable.




Tortuga

lunes, 6 de marzo de 2017

Ruta: Casa Juan Évora_Chavao + Pico Viejo + Chafarí-Boca Tauce. Parque Nacional del Teide.



Ruta: Casa Juan Évora_Chavao (sendero 18)+Pico Viejo (sendero 9)+ Chafarí-Boca Tauce (sendero 28). Parque Nacional del Teide.
Duración: 7h: Desde Casa Juan Évora hasta Pico Viejo: 4h y descenso desde Pico Viejo a Casa Juan Évora: 3h
Dificultad: Alta
Recorrido: Circular
Kms totales: 21,89 kms
Desnivel: acumulado en subida y bajada 1.072m






La ruta escogida comienza desde la Casa de Juan Évora tomando el sendero 18 (Chavao) que se hace cómodamente y cuyo trayecto realizamos en 1h~.






Una vez atravesamos el pequeño bosque de pinos jóvenes, ya en el sendero nº 9 es cuando comienza realmente la subida dura con dirección a Pico Viejo, con unas vistas impresionantes de la zona sur, y al tener el día bastante despejado podemos observar las islas de La Gomera y La Palma.








Existen partes del sendero en que tienes que ir andando con firmeza para no resbalarte ya que el picón te hace patinar.
El día nos acompaña porque a pesar de hacer sol corre una ligera brisa que nos ayuda en el ascenso. 





Llegamos a Pico Viejo, precioso cráter, mientras el majestuoso Pico Teide se impone con su altura. Los Roques que llegamos a divisar desde esta altura 3.108m, del Círculo de las Cañadas que tantas veces hemos escalado, nos parecen pequeñitos .




















Después del merecido almuerzo, volvemos tras nuestros pasos, hasta el cruce indicado como sendero 28 que en su parte más inclinada de descenso (Montaña Negra de Chafarí) es pura lapilli, 

y bajamos a zancadas dejándonos llevar por esa sensación de blandito que nos da el picón suelto hasta llegar al Valle de Chafarí e ir por la pista que acaba casi en Boca Tauce, un par de kilómetros más por asfalto y de nuevo al hogar “nuestros coches”.




Ruta con esfuerzo, pero que acaba con lo vivido con buen sabor de boca.










Anotación: No recomendamos usar el sendero 28 (Chafari) para subir, pero sí para bajar.

Tortuga

sábado, 4 de febrero de 2017

Oteando ese norte

En el ocaso del invierno, se recorren senderos con alfombras caducas, se camina entre el verde  que nos sirve de manto.

El amarillo recorre el suelo, el gris invierno en partes de la pared, el tierra dibuja trazos por donde ascender. A la orilla de un camino volamos al aire.


Siempre entre las  hojas más resistentes, las que superan el invierno y se reinventan en primavera.









Ascendiendo a la cumbre se pillan cosas guapas y bonitas, se mezclan los colores. A las vías les falta algo de limpieza,  pero eso son cosas que muchas veces da el tiempo,





Siempre entre castaños se dibujan las vías, Luego solo queda probarlas.








martes, 24 de enero de 2017

Rendijas, siempre buscando rendijas.

Las salidas al campo siempre son bienvenidas, hay que oxigenar, además de alternar con la naturaleza así que haciendo nuestro pequeño catálogo de fisuras, pues tocaba lo que tocaba.


Gordas y  flacas, aunque ninguna raquítica, así que todo fue bien. Una gran familia.


"Leyendo las previsiones turísticas para este año, la verdad es que nos recorre un sudor frío, una parte de ese turismo seguro que visita nuestras zonas de escalada, nuestros roques, asimilarán  el ejemplo que damos y nuestras pautas en la montaña. Ese turismo tan necesario para la economía de Canarias verá nuestro ejemplo y nuestro respeto a la Naturaleza. ¿El tiempo como todo, nos dirá que ven?
Y mañana... que decía Tip y Coll hablaremos del gobierno."

domingo, 15 de enero de 2017

Barbas y más barbas


Las Barbas el último paraíso, ahora visitado también por algún que otro equipador, buenas vías que se probarán. Una pena que algunas de ellas se coronen con cadena y una sonrisa, son cosas que pasan.
Mañana soleada que fue perdiendo fuelle a lo largo del día, pero como modesto barranco, se dejó querer y de qué forma.

Artificiales; vías guapas, que se dice, y fisura de lujo, de esas perdidas hasta que llega David y las encuentra, las limpia y las promociona. Empotres de puño y pie y encima muñeca fisurero, cosas de la técnica, además si se llevan manises se puede repetir.
Si has ido a escalar y en fisuras no has empotrado es que no has escalado je je je