lunes, 12 de noviembre de 2018

Semana de montaña en La Laguna.

Por estas fechas llega la III  Semana de Montaña en La Laguna, así que hay que animarse y apoyar estas iniciativas.
Que cada cual vaya a la que más le guste.


domingo, 21 de octubre de 2018

Sierras: Gredos y Guadarrama

El tiempo no ha acompañado en este viaje, que arrancaba suspiros frente a Los Galayos con una pared mojada, que iba y venía con la niebla de por medio, así que tras conocer el refugio Victory volvimos sobre nuestros pasos con la rabia de no mecernos en sus líneas. 

Comenzando el descensoTorreón Galayos desde el Refugio Victory

Pared de Peñalara al fondo



Pero nos fuimos a conocer nuevas escuelas y a patear por el P.N. de la Sierra de Guadarrama. Allí estábamos en Peñalara, un lugar hermoso, donde aunque fuera por un ratito pudimos desplegar las cuerdas y saciar algo los dedos, la mente…

Peñalara
Peñalara


Peñalara















El tiempo nos dio una tregua y pal Torozo que nos fuimos, a disfrutar de sus diedros, fisuras y placas y allí lo dimos todo por si volvía la lluvia, jeje, vía El Diedro Grande,
y en el pie de vía anduvimos un rato porque algo mojada sí que estaba, pero tiramos para arriba y a meter la cacharrería ¡qué bueno!

1º largo

2º largo
3º largo4º largo

6º largo5º Largo El Gran Diedro


El Torozo





Y tuvimos tiempo de Historias de La Madre que nos Parió, de hablar de Nortes y Oestes, de magia, de caballos y hasta de volvarrrr, volarrrrr, pero no en la pared, si no de sentirnos ingrávidas por unos instantes, una experiencia espectacular ¡¡yo quiero más!!  




VoladitaVoladita

Síster, como siempre un placer viajar a tu lado.


Viaje donde Galayos nos dejó sin desenfundar los cacharros, pero ante las cosas pendientes, solo podemos decir ¡¡volveremos!!

Tortuga

miércoles, 3 de octubre de 2018

Escalada clásica en Gran Canaria

Ayacata tiene su fiesta grande para los amantes del cacharreo y la aventura y lo más bueno de todo es que no hay chapas que robar. Así que algunos mejor que se queden.



Salud y tapia.

martes, 11 de septiembre de 2018

Terciopelo y acero


The Push. Tommy Caldwell

Hay algunos libros que te enganchan, donde su narración es amena, entretenida, como si alguien cercano estuviese hablando contigo. Este libro cumple el requisito con creces.
Jon Krakauer dice “Cuando Caldwell describe sus increíbles hazañas en los espacios verticales, o la agonía de intentar mantener  viva una relación abocada al fracaso, o cuando explica los méritos de lo que el llama sufrimiento por elección, nos encontramos  con un relato  cautivador  y absolutamente honesto”. Básicamente es eso, su honestidad y simpleza lo que nos ha llegado”.
Su vida  en 350 páginas. Su niñez, sus padres, sus experiencias vitales, algunas de ellas muy duras, sus logros y todo ello con la sensación de que lo cuenta en la barra de un bar con una cerveza en la mano.
La cercanía y el desparpajo con el que comenta sus vivencias con otros escaladores ( Alex Honnor, Chris Sharma, Dean Potter, etc.) nos hace entenderlo y ponernos en su piel por momentos.
Gran parte del libro nos lleva por el complejo entramado de la Dawn Wall, una vía de diecinueve largos en la pared de El Capitán. Lisa, dura y vertical donde el tesón consiguió llegar a la cumbre liberando todos los largos.

Mejor haber luchado, haber intentado, que no haber aprovechado jamás una oportunidad

Gracias principalmente a su compañero, esta escalada se convirtió en una de las más mediáticas, seguidas en twitter,  facebook e incluso por las crónicas del New York times.


Mi peor enemigo soy yo mismo, un oponente a quién conocía bien, pero a quién no podía derrotar

domingo, 19 de agosto de 2018

HURTO DE CHAPAS


¡Una vía más desequipada!, ¿el motivo? Desconozco, ¿por material? Me parecería tan vulgar que fuera por llevarse ocho chapas que en el mercado están sobre los 0.80 ctmos e incluso hay centros donde las regalan para equipar (chapas + reu). Vía abierta por nosotros y no es una vía de fisura, no molestaba a ninguna otra vía, en un sector donde hay más deportivas ¿entonces?

Entonces me da que pensar, lo absurdo del mal que hacen estos ladrones a la escalada, es que no hay ética ni para los que vienen detrás de nosotros, ni para los presentes por lo visto. Lo incoherente es que si son “escaladores” ¿Desequipar para equipar? Suena insensato, ¿A qué perjudica? ¿A quienes perjudican?.

Indignación en primer momento, pero a lo largo de los días, siempre una se relaja y ve las cosas desde la calma. 

Vía desequipada por hurto de chapas:
 

¿alguien quiere darse por aludido y darme el motivo?
Y ya les digo, que no es la única desequipada.


La que escribe, Dulce.

Tortuga

lunes, 30 de julio de 2018

1993-2018: Por nuestras vidas 133+


Desde 1993. 
Aquellos que han pasado por nuestras vidas,
los que han compartido cuerda simple, cuerda doble,
paredes, vivencias de exprés, de friends,
de grados, de croquis



…y otros..., pero la cabeza ya no da pa’ más. 
El reloj vuelve a marcar el tiempo.

Tortuga.

jueves, 12 de julio de 2018

Pasaba por aquí y me decidí a entrar.



El verano hace que nuestras obligaciones más perentorias se relajen dejándolas no aparcadas, pero sí en doble fila con los cuatro intermitentes. Mientras, damos rienda a nuestras pasiones atrapadas en el laberinto de la vida diaria.
Siempre se hace algo, pero debido al escaso tiempo, la pasión no va acorde con la realidad.
Son tiempos de expertos en todo, en fútbol, en política, incluso en la montaña. De todos es sabido que el Internet lo aguanta todo, así que nos congratulamos del alto grado de preparación que se ve en las redes.
Practicar nunca esta de más
Nosotros ya estamos algo viejos para esa vorágine informativa y explicativa que puebla los foros y chats específicos del tema en cuestión, preferimos el coloquio sosegado frente a la sombra de una cerveza.
Reencontrarnos con amigos fue misión importante hace poco. Un  tranquilo pateo, un fisco de piedra y al final del día una cuarta de vino con algo para acompañarlo. Entre medio recordamos aquel hobbie que teníamos que era el de montar reuniones con sus múltiples variantes, observar la belleza de algunos diques o imaginar líneas sobre un lienzo de naturaleza.
La masificación esta llegando para quedarse, el saber gestionarla es un logro del que somos algo escépticos, por naturaleza y por historia, pero como dicen los mayores, Dios dirá.

El negocio se apropia de la montaña, políticos y particulares quieren su parte, cosa esta muy loable, veremos  con el tiempo si los resultados están basados en la coherencia o en el bolsillo. Suerte para todos.
Mirando al cielo

 Amén de nuestro pésimo estado físico, pudimos comprobar que el mental está ahí, ahí, esta última salida toco practicar reuniones, multiplicar, desmultiplicar, cargas, direcciones y cosas así, luego la mejor forma de probar el invento es colgándose de ella y comprobar su robustez (este método no es recomendable si no estás seguro de su ejecución y su firmeza), además puedes ver in situ si los brazos  “trabajan por igual, cuanto ayudan los nudos de bloqueo en caso de saltar un seguro y bueno bla bla bla.
La idea era comer y echarse un vaso vino, el resto vino dado.

Hay que rodearse de gente competente 
Gracias a los guías, siempre es un lujo contar con ellos. De resto recordar a todos que “lo que no estaba no se debe dejar” así que la basura hay que traerla y la pared dejarla como estaba, que tiene que durar….. siempre.

Se agradece el paseo y sobre todo la compañía y la charla. Cuando los amigos sobreviven al tiempo cual reunión en roca buena, significa que las cargas que puede soportar son elevadas  y su disposición correcta. con esto esta dicho todo.   Un placer.