martes, 1 de noviembre de 2016

Hacia el "Encuentro" 2016

Ya hace tiempo que programamos asistir al Encuentro de Escaladoras 2016 que organizan las Neskalatzaileak y como otro año más, ha sido una experiencia enriquecedora para conocer un nuevo sitio y compartir con otras escaladoras esos ratos de montaña.
Lugar Calcena, municipio de 50 habitantes de la provincia de Zaragoza. Allí estuvimos danzando por sus paredes de caliza (sector Amelia), acompañadas de una buena patrulla de amig@s. Aunque el tiempo no acompañó demasiado nos dejó trepar por sus líneas y saborear el paisaje y conocer su roca.




Audiovisual de las aventuras en pared de “las chicas son guerreras” menudas estas muchachas, bravo por sus azañas, cenita y bailoteo con música en vivo.

Un encuentro que siempre me deja sabor a poco, así que habrá que volver ¿no?

Nos volvemos a Barcelona y Esteban y Merce, nos tratan a cuerpo de reinas. Revisan el tiempo para seleccionar el lugar de partida para mañana, pues los días andan revueltos por estas tierras. 
Fantástica pareja que nos regaló su tiempo para compartir otro par de días lanzándonos a Montserrat, hacia El Bisbe, la vía elegida la G.A.M. 6a+/Ae, aunque la pared estaba algo mojada, Esteban no renegaba y le seguimos a pies puntillas. 


Nos vamos haciendo a esta roca gris de bolos compacta, que en esta ocasión patina un poco por estar algo rociada, de echo el largo de V+ nos parece más difícil que el 5º largo cotado de 6a, que ya está menos húmedo.

Una vía entretenida que se hace divertida, aparte de la buena compañía. Curiosas todas esas formaciones de Montserrat que se hacen palpables desde la cumbre, cada cual con sus nombres según su silueta y forma.









La bajada se nos hace larga, peros su descenso es muy bonito, por bosque y nos recuerda el monte de Anaga.
La meteorología nos ha dejado tiempo para bailar con la roca, pues según llegamos al coche comienza el chipi-chipi, por lo que decidimos dar una vuelta por la zona y ver el Monasterio y sus alrededores.

Regresamos a la morada, donde el pequeño rocódromo y cocinilla de juguete, “hogar dulce hogar”, nos espera Merce. Excelente pareja que nos mima a raudales.

De nuevo el despertador “tititi-ti, tititi-ti” las 6 am, llenamos los camelbak y hacia Vilanova de Meia, la vía seleccionada El Sueño de Quimfer 6b+ (6a ob), con un segundo largo muy bonito, con algunos cachos y otros que se deben ir buscando. Aquí seguimos con la quedada que llevamos gritando estos días ¡¡sácanos de este infierno!! ¡¡Noe, sácanos de este infierno!!, jaja, travesía a derecha, travesía a izquierda, jajaja. El último largo es cómodo y disfrutón que Esteban se lo manda en un pis-pas. 




Esta vez si toca chupete de cumbre, el tabaquito será en el coche, jiji, (maldito mechero) y con ello ponemos fin a nuestras escaladas en este viaje, pero la montaña sigue cuando nos llevan a ver una peli de Tommy Caldwell y Alex Honnold la gran travesía del Fitz Roy en cinco días ¡¡impresionante!! Una hermosa velada compartida.



… y resuena en mi cabeza: ¿pero se van en moto? ¡no me lo creo! Y así vemos alejarse a los Anglada.

Gracias a Merce y Esteban por su acogida, por sus detalles, por su pasión a la montaña, por permitir mecernos en vuestra vida. Mil gracias.


 ¡¡Esto es un Infiernoooo!!

Tortuga


miércoles, 12 de octubre de 2016

BiCatedral elevada a 3

 

Y nos juntamos con la idea de seguir desparramando cacharros y estribos por esa Catedral. El plan ya concebido, con los largos bien distribuidos por el “profe”, así que… listo, no quedó otra que obedecer jejejeje.
La Directísima como inicio, con su primer largo donde hay que afinar la vista para conseguir dónde meter, con un parabolt en el paso clave, donde juegas a derechas para alcanzarlo.

En el segundo largo puedes meter algo en su comienzo, el resto te lo va indicando la variedad de seguros (spit, buriles, etc), y sucesivamente los pasitos de artifo en un pequeño desplome (6b en libre), al que le siguen otros tantos seguros. La “Síster” se lo manda con su suave tranquilidad y decisión.

El tercero y último, comienza con un diedro a izquierdas con una salida algo delicada donde algún fisurero pequeño puede evitar el factor 2, seguimos avanzando y otros tantos anclajes nos hacen volver a sacar los estribos que ya van cogiendo el tono moreno canario. La última parte de este largo, es la que encuentro más descompuesta, así que ojito.







La segunda ruta seleccionada Méndez/Guillermo, ruta pionera de este roque, con un primer largo por un canalón que parece feo desde el pie de vía (tiene algo de vegetación), pero una vez dentro es muy entretenido, con mucho juego para meter a “los amigos” y continuar hasta la R (común con la vía normal), de ahí hacemos una pequeña travesía a derecha con parabolts y partimos hacia la zona baja de la piedra empotrada donde Noe monta la 2ª R con cacharros.

El tercer largo es el de más graduación y con su chimenea en la que medio te encajas, por lo que la mochila va por delante, hasta llegar al clavo para luego continuar en diagonal a derechas, ahí el paso es curioso, jeje, pues las regletas parecieran que no fueran a durar bajo el pie de gato, pero mira por donde, nos dejan llegar hasta la última reunión punto de rápel para muchas de las vías de La Catedral si llegas a cumbre.


Para el recuerdo:
Un pantalón donde caben dos, un dame cuerda que voy a recuperar, una exprés al casco, un reverso bailando en el arnés ¡uf!, unos chupetes pa’ no perder las costumbres y un placer compartido en la garganta.
Gracias muchach@s.

Tortuga

domingo, 25 de septiembre de 2016

BiCatedral

Uno de los buriles de la 2º RAl final no fueron todos los que querían, pero estábamos los necesarios, o sea dos, y mientras por nuestras orejas aún sonaba alguna tos repetida ¡ojú, ojú! y nombrando a alguno que estaría poniendo yogures bien colocaditos, nosotros, decidíamos la elección de vías y tocó dejarme llevar, así que ¡¡al ataqueee!!

La primera en abordar fue Bella y Graciosa Moza, con una entrada de 6a que hubiera preferido cogerla en caliente, pero pa’ arriba tiramos hasta llegar al clavo de la primera R, que hay que reforzar. El segundo largo tiene sus pasitos y difícil de proteger. El tercero, que aunque tiene buriles, el primero aleja un tanto, aunque si le sales por la derecha te será más fácil alcanzarlo, eso sí, no te caigas antes porque te comes el factor 2 de lleno, es una placa curiosa en cuanto que debes ir fino y hacer buenas elecciones de los agarres y los movimientos. 

Ya en el último largo se hace una travesía a izquierda con poco donde meter, tendrás que usar la imaginación para poner algún seguro en ese tramo y alguna cosa pequeña para la última parte.

Tras descartar otras vías, al final optamos por la Vía del Techo, y empiezo con un largo de V+ expuesto, hay muchas piedras sueltas y sólo puedo poner dos cacharros antes de llegar al clavo y una vez superado éste, me vuelvo a encontrar con un diedro tumbado bastante roto que vuelvo a destrepar pues no le veo color, ya que el último seguro está sólo un poco más arriba del clavo y no veo ni buriles ni reunión ni naa, así que le comento al compañero que no lo veo y me planteo ir hacia la vía Desface donde monto una R súper incómoda con cacharros y mientras lo hago veo que es posible hacer una travesía hacia el otro lado, así que cuando llega David lo hablamos y se lanza a por ello. 
Yo salgo entumecida de la reunión colgante y del solajero que nos estaba dando de lleno, y resuenan unas palabras desde el otro lado “salvando las distancias me recordó a la travesía de la Rabadá y Navarro” y lo dice súper contento y emocionado, así lo vive él, jeje, que buenos recuerdos de ese viaje, pues na, cuando llego al primer buril, no sé si seré capaz de sacar el techo, el cuerpo no me acompaña, pero el animador local que me traigo me fortalece y me empuja, así que al final salgo a por él y saludo a mis estribos que hacía tiempo no cogían sol. Sigo las secuencias, los clavos y los buriles no tienen buena pinta, pero consigo salir del techo ¡¡el palancote hermano, qué palancote!! Jajaja, (hacemos recuerdo de esas palabras) y continúo con mis tenis hasta arriba, ya no quiero ponerme los pies de gato, nos arden los pies a ambos y la verdad que el techo me deja buen sabor de boca y me viene a la cabeza una foto de Santi.

El último largo y digo último porque David empata los dos, algo a lo que ya nos tiene acostumbrados jiji, así que ya a mí, sólo me queda ir recogiendo el material, bueno el poco material que éste “motivador” coloca por el canal, supongo para que no le tire tanto la cuerda.

Un día completito y disfrutado hasta el final y además con cierto olor a eucaliptus.




Tortuga

lunes, 18 de julio de 2016

Aires sureños

Aires sureños en las alturas de nuestro Parque.

Camino serpenteante que nos aproxima a conocer nuevas paredes donde disfrutar de nuestros cacharros que en algunas líneas se dejan querer más que en otras, las levas de los friend grandes se acoplan en las anchas fisuras, hay que ir con tiento, pero la roca se deja arañar por nuestras ansias.

45m de altura dejan buen sabor de boca mientras el calor también se va alzando a la par que nosotros, pero seguimos…subimos, celebramos y a caminar al pie de vía y volvemos, bajamos, subimos y bajamos, subimos y bajamos ¿serán suficientes…? 

Aún queda el regreso, así que nos despedimos con el aroma de la retama frente a un día espléndido.

Repetiremos

Atrás quedaron la fula, el pez verde, el tamboril, será la pasta echa con amor? Jiji


Tortuga