jueves, 19 de febrero de 2009

Frágil reunion la espalda


Por la ignorancia en el pasado a veces hay que pagar en el presente y muchas en el futuro. Saber que la cuerda debe tener la justa tensión, es un arte, un ejercicio de constancia y perseverancia. Un día te das cuenta a golpe de dolor el fallo cometido.
Luego será muy difícil, enmendar la causa, los años, el tiempo, la dejadez en algunos casos, los malos hábitos serán un nefasto aliado que jugará en tu contra. Pero claro, también la manera de pensar se adquiere con la edad, ¿o no?

Lo desconozco, por que es el momento presente en el que vivo, aunque intente no cometer errores del pasado.

La espalda a veces me gusta pensar que es como el alma, hay que tratarla con cariño, sopesando las acciones e intuyendo los resultados, aunque el alma tiene vida propia, sentimientos propios incrustados en ella que surgen igual que el dolor cuando alguien acerca un mechero.

Según la ley de Murphy surgirá siempre en el peor de los momentos, cuando la motivación este en su zenit.

No se puede depender sólo de una espalda dolorida, de ahí la redundancia cuando montas una reunión. Tienes que buscar anclajes fuertes, vigilar los friends en todo momento, mirar hacia donde tirarían las hipotéticas fuerzas, visualizar el siguiente largo, ver donde vas a colocar el siguiente anclaje, ese que aguantará gran parte del macanazo... Todo ello es un conjunto, que anclarás en base firme.

Nunca es tarde, si la “dicha es buena” decía mi padre. No lo sé.





4 comentarios:

Anónimo dijo...

que te pasó tortuga?. te jodistes la espalda?. trankil@ esperemos que sea una contractura, calor y paciencia.

nos veremos por el monte

tortuga dijo...

Las tortugas se están recuperando, pronto comenzarán nuevos proyectos.

Chinita dijo...

Que chula vuestra neunión, la de la derecha bajo el barnner...

tortuga dijo...

Ops, gracias, es dura como el acero, multidireccional y estoy segur que aguantaria una caída de factor 2