miércoles, 29 de abril de 2009

Entrenamiento de alto nivel.

Para conseguir los logros que este club se ha propuesto hemos creado un estricto planing de entrenamiento, con ello esperamos superar nuestros límites tanto físicos como mentales.
Un breve esbozo de nuestra pauta de entrenamiento semanal el cual puede tener ligeras variaciones.


· Lunes:
Entrenamiento en roca, técnica y gestualidad.
Nos desplazamos al lugar en cuestión. Volamos en nuestros vehículos al tiempo que almorzamos, la cosa no da para más. Una vez allí se preparan los aparejos ¿llevo ésto? ¿Llevo lo otro? Nah llévalo todo.
Ya en el sitio en cuestión y después de rapelar toca cigarrito, ¿le das tú o le doy yo? ¿A cuál? ¡Qué va esa no me gusta!
Total que entre unas cosas y otras toca otro tabaco, luego vuelta a casa.

· Martes:
Este día se emplea para aunar opiniones y entrenar la lengua con diversos compañeros escaladores
¡Jaime entonces me vas a prestar el Link Cam violeta haber si le metemos a …!

· Miércoles:
Día duro para ANPB, toca entrenamiento gástrico como lo hemos denominado.
¿Mamá que hay de comer hoy? Vale, vale pues subo por casa y llevo unas fiambreras.
También y si el tiempo lo permite, se perfilan diversas técnicas ¿Por fin el nudo cochino como era papá?

· Jueves:
Nuevamente entrenamiento en roca, gestualidad, visualización, etc.
Salimos temprano y volamos hacia el Sur, hoy toca Arico.
¿Bueno que hacemos hoy? ¡Puff esa no me gusta! ¡Esa tampoco que tengo el hombro fatal! ¿Un cigarrito? Bueno, vale,
Puff esta lloviendo ¿Y ahora qué? Nada vamos a ver a Nicky.


· Viernes:
Uno de los días más importantes, donde se planifica la escalada del sábado. Horarios, croquis, información, aproximación, lugares idóneos por si hubiese que abandonar, grado, tipo de roca, material a emplear, tiempo estimado de toda la operación, meteorología, vestimenta, etcétera. Se concreta siempre lo mismo para evitar problemas, es decir, aproximación 45 minutos, tiempo estimado 3 horas.

· Sábado:
Por fin, nuestro encuentro con la roca ha llegado. Eso sí, primero parada en La Esperanza para desayunar.



Una vez a pie de vía se comprueba el material ¡Bah lo llevamos todo al carajo!
¿Trajiste el croquis? Eh si sí.
De esta forma comienza una vía de varios largos siempre salpicada de comentarios técnicos sobre la misma.

¡Joder con la…….. de vía ésta, casi me voy a …………. por………….. con el fisu este de los………………..!



Y así largo tras largo llegamos a cumbre, donde se comentan las incidencias del día para aunar criterios, ¡Te saltaste la reu! ¡Yo, qué va! ¡Qué sí! ¡Qué no! ¡Qué sí! bueno, bueno es que hay una mancha de café en el croquis y no se ve bien. Tabaquito, vistazo a los melocotones, bocadillo chicloso y a rapelar, todo ello con los comentarios descritos antes.

¿Y ésto es por aquí, seguro?

Así acaba una agotadora semana.

Este tipo de entrenamiento solo es apto para deportistas de élite, así que rogamos no realizar pautas similares pues detrás de todo ello hay una gran labor mental y física.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Teneis que crear un centro de alto rendimiento, es lo que falta.

Anónimo dijo...

jajajajaj, muy bueno

Tortuga

Yogurin dijo...

Joer, subiendo la catedral se me calló el crokis a mitad del 2º largo de la "pet", llevar uno de repuesto! jaja

Anónimo dijo...

Tranqui yogurin, si lo pillamos te lo guardamos para devolvertelo en tu próxima visita, sino te imprimiremos uno.
Acuerdate cordino y al cinto.

Un saludo y a cuidarse

Las Tortugas.