miércoles, 29 de diciembre de 2010

Esclavos del viento

Agoniza el 2010, al tiempo que despierta el 2011, es ley de vida que las cosas sigan su curso. Gracias a estas tecnologías impensables hace años y ahora imprescindibles, todos nos acercamos un poco más para así comentar, opinar, discutir, pero sobre todo aprender, porque de todo en esta vida se aprende.

Año complicado para alguna tortuga y como siempre más que se pondrá, pero gracias a un bálsamo milagroso que hace años algunos descubrimos, las cosas siempre se llevan mejor.

No hace tanto que me llevaron a un barranco donde una cuerda volaba hacia mi cintura y me hacía levitar. Desde ese momento la droga que representa el aire fresco en la cara y la sensación de tranquilidad formaron parte de mi rutina, casi diaria.

Paredes, algún viaje, amigos, risas… ese es el equipaje de muchos y muchas que viajan para intentar tocar el cielo o simplemente subir hasta allí, por el mero echo de subir, cada cual tiene o busca su motivación.

Cada vez más, leo en infinidad de páginas y blog de la península prohibiciones de escalada, regulaciones y cosas similares, muchas de ellas comprensibles y otras no tanto, en nosotros está el debatir y demostrar que no somos terroristas de lo vertical si no amantes de la libertad y del respeto a nuestro ecosistema. Se cometen errores sí, nosotros los primeros, pero de sabios es rectificar, para de esta manera poder avanzar.

El diálogo es el vehículo donde viajan muchas soluciones, el intercambio de opiniones y pareceres debe ser la moneda con la cual pagar a los que vengan también a disfrutar y sobre todo el respeto a nuestro entorno, cosa ésta no muy de moda en algunos sectores de escalada.

Según tengas tu casa sabrán de ti me dice mi madre y para muchos “la casa” es un barranco, una pared, un sector, una cumbre.

Todo esto son sentimientos y deseos de las Tortugas para el próximo año, al cual pedimos nos de sabiduría para no arañar la tierra consciente o inconscientemente.

Una cima no es nada sin la pared que la acompaña

Desde esta pequeña ventana donde se pueden ver algunas paredes y muchos amigos, ANPB desea a todos, un 2011 lleno de calma, tranquilidad y valor para afrontar lo que venga.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Salud tortugas para este 2011 y para todos los que leen y aportan en este blog.

Ya veo que ayer se quedaron con objetivos inmediatos: hacer con soltura (unos más que otros) las vías recuperadas de la pared de enfrente. ja,ja,ja,

A por ellas!!, que el próximo día metemos al sherpa (cuando se recupere del bicho que le pico en las animas).

Anónimo dijo...

Bonito clavo

Anónimo dijo...

coño!! parece el editorial de Desnivel

Anónimo dijo...

Buena narracion del todo el año y para el proximo que viene, venga amigos nos vemos el proximo con proyectos guapos de escalada.
Saludos desde la peni.

tortuga dijo...

Isla Tortuga, entre todos haremos un continente.

Anónimo dijo...

Joder con el clavito, como para colgarse.

Ramirow dijo...

Precioso post.
Cada dia me gusta mas este blog.

Feliz año a todos y que esto no decaiga.