lunes, 25 de marzo de 2013

¿Esta no es la Bizochi?

¡Va a ser por aquí! El sábado tomó un cambio repentino, la tapa, el caldero y muchos  más se acercaban al Teide para escalar.

El objetivo era algo ya realizado, una vía solo para disfrutar, así que una vez organizados arrancamos hacia el cielo, en su defecto el parque nacional, para una vez allí acercarnos a la “Bizochi”

La vía en cuestión estaba ocupada, había que esperar… pero esto duró poco. Mirando a la izquierda observaron la posibilidad de subir por el costado de la placa grande, así que después de valorarlo, se cambió el itinerario.

 

Saltándonos un largo, más que nada por no volver a bajar, arrancamos hacia arriba.

Salida o entrada, según se mire A ver miren aquí

En líneas generales la roca es bastante buena, siempre claro está, con zonas de piedras sueltas, no hay que olvidar donde estamos.

Pasitos de techo Pasito de techoII

Brisita cumbrera Anclado en la última reunión alguien me da una máster class de cómo sacar link Cam atascado, perseverancia, observación y paciencia. Prácticamente como en la vida misma.

La suave brisa que nos acompañaba hizo que saliéramos zumbando de la cumbre para evitar volar como una cometa.La expedición de retorno.

El “espolón de los Ginebrinos” nos saludó a golpe de ráfaga y el pateo nos dejó en la salida de la Cresta del Gallo.

En un lugar resguardado, se probaron las delicias de la tierra, sardinas pitingo y chuchería varias, ¡como debe  ser!

Super Tomás.

 

Último largo.

El último largo me tocó a mí y no porque yo lo dijese, ni porque saliera a sorteo. Anclado en los límites que mi mente  impone y mi cuerpo predispone, las extrañas circunstancia que la vida me va lanzando a la cara, hacen que mí humor  y mi actitud sean como esas ráfagas caprichosas que forman remolinos, donde a veces no se puede ni hablar porque el viento te impide hasta pensar.

Alguien tomó la iniciativa, ¡ Te toca a ti! Yo obedecí. Indeciso llegue a cumbre, pensando en la escalada y en más cosas. Despejado de  haber descansado mi mente.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Seguro que fue el viento que me volvió loca, jeje.

Besitos a mi trío.

Tortuga.

Mundsocks dijo...

Con el nombre que tiene vuestro blog no podíamos dejar de ser seguidores, dado nuestro logo! Saludos desde Burgos

Anónimo dijo...

Echaremos de menos a los que quedan por estos lares, pero estarán presentes por aquellos roques

Escachones.

Tortuga.

Anónimo dijo...

Un fuerte escachon a todos. El Matata.

P.D.: La tapa, el caldero, pero falto el pitorro (jejejeje para la hoya express)

Anónimo dijo...

Cachicamo llamando a morrocoy conchuo. Deja esa vaina chico, cheberecambur.

Isabel dijo...

No sólo brincar al aire y pisar el viento y tocar el cielo, sino también arrimar unas letras y contar historias que retan a Einstein, pero el colmo, es que también pinten cariños en perspectiva, de arriba pa´bajo, que hasta tiene uno que escalar con la vista. Aunque está claro... de cabeza habrá que entrar en este blog, aunque dé vértigo nada más entrar.
Isabel(aquella que hoy te puede olvidar, pero mañana nooooo)