martes, 18 de agosto de 2009

Lo bueno si breve…

Dos veces breve. Y por ser tan breve ya se acabó. Pero algo aprendimos, algo escalamos y algo pateamos.
Después de unas horas de coche por fin llegamos a Benasque listos y dispuesto. Y como era de esperar la semana empezó en el rocó.

- ¿Luichy hoy que toca?
- Hoy un supuesto de ….

Así transcurrieron las prácticas subiendo, bajando, remontando cuerda como locos y sudando aún más.
- ¿Luichy hoy…?
- Desplome y severo, así que no preguntes…

También se escaló, eso sí, lo que la lluvia nos dejo.
Todavía escucho el zimbrear del material en el arnés, el sonido de los truenos a la espalda y vocecillas en la cumbre… apaga el móvil….




Las escaladas fue lo mejor, colocando cacharreria con fondos de postal. Amaneciendo en el camino, acompañados por el frontal y vigilados por la luna.


Travesías en deportiva, con patios de lujo. Pequeños cresteos con ibones al asecho, cámaras que se esconden para hacernos volver.
Largas aproximaciones con el planeo de los buitres acompañando, saludando el amanecer.
Cascadas que nos acercan a paraísos soñados...
Pero bueno eso será otra entrada.



1 comentario:

tortuga dijo...

Luichy, incansable equipador con más de 1400 vías a sus espaldas. Desde aquí un saludo y nos volveremos a ver, no lo dudes.