jueves, 3 de junio de 2010

Los clavos cantan, pero no hablan III

Que pena que solo canten y hablen más bien poco, me contaba un amigo rurp el otro día sentados en una repisa.
Si hablaran más de lo que cantan, el camino que dibuja la historia en el basalto de las islas no estaría tan enmarañado. El pasado sería un cuadro de fácil disfrute no una entelequia para los ojos inexpertos.
Ascensiones ilustradas para entender la idiosincrasia de estos parajes, reflejo de un pasado joven pero denso como densos son los deseos de quien por sus montañas han subido.
Biblioteca de Alejandría donde recurrir cada vez que una pared isleña llame a tu puerta. Acervo cultural para nuevas generaciones que muchas veces se tornan vagas en la búsqueda de su historia como difuminada está la información existente.

cueva del hielo.


Clavos que ahora empiezan, retoman o siguen tendrían documentación de cómo fue todo, quien y como hizo aquello o lo otro, conocerían no sólo la ascensión sino también anécdotas salpicadas con el carácter de sus aperturistas, vicisitudes de una época donde bien o mal  no se sabe, se colocaron las bases de la escalada en estas islas.
Muchos conocen los campamentos que antaño se montaron en el Teide, los cursos que se dieron  e incluso algunas de las primeras ascensiones también  el rugir de las guitarras en el Teide en épocas no tan lejanas, influencias que volaban desde muy lejos se hacían eco en estas pequeñas islas. Pero como en un gran puzzle cuando faltan muchas de sus piezas la inmensa mayoría de los no iniciados no pueden disfrutar de lo que este cuadro nos enseña.
Conocer el pasado ayuda a comprender el presente y a encarar el futuro con optimismo, sobre todo en una época ésta donde el respeto a lo nuestro toca en muchas puertas, algunas se  abren y otras permanecen cerradas.
Documentar el pasado y caminar firmes en el presente ayuda a exigir a los propios y a los extraños un respeto muchas veces olvidado para nuestras paredes.


TeideLas palabras efímeras  escritas en barras de jabón no llevan a ningún lado sino al desprecio de  muchos cuando se acercan a una vía con un taladro y con mínimas referencias.

 


Cuando el último clavo oxidado caiga,  la escalera de babel que es la información en esta tierra crecerá en peldaños  y la coherencia se alejará más y más de las nuevas generaciones que quieren clavar sus gatos a la sombra de una montaña.

Exigir si dar nada a cambio implica quebranto la inmensa mayoría de las veces. Quebranto de lo lógico,  del respeto, quebranto con nuestro pasado.

Esconder no protege sólo retrasa lo inevitable. La información no hace interesante a una persona o a un pequeño colectivo, la información nos hace grandes a todos.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

coño con los filósofos ignorantes

Anónimo dijo...

Cuan equivocados están con sus comentarios.

nadie esconde, todo se conoce, sólo que no está escrito.. o si. Lean todos los articulos que han salido desde que el montañismo es montañismo en las islas.

Desde relatos del montañero vasco Andrés Espinosa en las viejas revistas de Peñalara algunos reproducidos en el libro del Teide al Naranjo, o los articulos de Felix Mendez de las primeras escaladas en las islas o los inicios de la escalada en el libro de Edmundo Herrero "50 años por las montañas de Tenerife" o en los más recientes e innumerables articulos aparecidos desde el año 1983 en la revista desnivel o las charlas de escaladores como Villar resumiendo la historia de la escalada tinerfeña o los libros de cumbre de distintos roques o los crokis de casa melo en Ayacata o...

Ahh!, que lo quieren todo reseñado, ordenado y encuadernado.

Eso es lo que tiene haber llegado recientemente a este deporte.

Anónimo dijo...

Unos llegan y otros se irán. Tiempo al tiempo. Es ley de vida.

Anónimo dijo...

Estoy con los tortugas. Vámonos palbar.
Jaime.

Anónimo dijo...

Bueno, ahora en serio. Nosotros porque hemos tenido la suerte de contar con la inestimable ayuda de nuestro queridísimo amigo Javi, una auténtica enciclopedia con patas, que nos ha dado la información que le íbamos solicitando sobre nombres de vías, aperturistas,etc.
Tal vez los tortugas se refieren a que aquí si no conoces a alguien como javi la llevas clara para saber en profundidad de la historia de la escalada en nuestras paredes.
No es una crítica a nadie, simplemente que los aperturistas deberían darse más a conocer y dar más información sobre sus vías, no solo entre sus colegas, porque así no solo serán un referente para los que empiezan sino porque tendrán más argumentos para que se respeten sus vías en sus líneas y grados de compromiso iniciales.
El enfrentamiento entre montañeros no conduce a nada bueno. Mucho diálogo, buen rollo y buena disposición que ya bastante patadas nos da la vida.
A seguir trepando.
Jaime.

Anónimo dijo...

buenas..., respondiendo a los tortugas creo que nadie esconde nada sólo que la escalada ha sido siempre un "deporte" marginal y los escaladores personas con pocas ganas de protagonismo, iban al monte , hacian sus vias para ellos y como mucho crokis para sus amigos y nunca nadie se puso manos a la obra para recopilar todo. Ojalá un dia lo haga alguien y ese legado de la escalada no se pierda a manos de la escalada comercial.

Yo también eche de menos las historias , los aperturistas, las vias que no conocia pero rebusque , leí , pregunté, hice todas las vias que podía, en ellas leia la historia en sus anclajes , me informé y escribí lo que sabia para el conocimiento de otros y así continuo haciendo.

El otro dia me subi a un roque sin importacia aparente, solo 20 metros pero en su cumbre habia un libro, un pequeño tesoro que no se firmaba desde 1985 y su primera ascensión la databa del 68.No se imaginan lo insignificante que parecía y lo que aprendí.

Completamente de acuerdo con lo expuesto en el segundo post, muy acertado en su documentación.

Algunas cosas son dificiles de conseguir pero los casi 30 articulos de revistas especializadas están ahí , les animo a que se lean el de la Catedral en desnivel, todas las vias , todos los aperturistas, fechas e historia, también el de los roques de la gomera, exhaustivo y hecho con el mayor amor hacia la escalada en los roques de esta isla. También el de roques y paredes de tenerife, el del teide en invierno o una lectura minuciosa de los crokis de Ayacata, con sus aperturistas de diferentes épocas.

Estamos en la época de la información , de tener todo reseñado, todo lo que hacemos publicado, de querer llevar la ciudad al monte, de "rescatar" los senderos con escaleras y barandillas, todo señalizado para que no de lugar a la confusión, las rutas se llenan de parabolt para subir sin miedo y yo me pregunto; donde queda el espiritu de aventura que reclaman los escaladores? donde está el incorformismo de los trepas que huian de la ciudad a un monte sin reglas?

Fuerte rollo , creo que es mejor como dice Jaime seguir debatiendo en el Bar

saludos

javi

tortuga dijo...

Las tortugas, reconocen que menos filósofas son culpables del resto, ignorancia, llegar tarde y bueno muchas cosas más, pero bueno, de sabios es rectificar.
Gracias a la inestimable ayuda de Javi, tenemos reseñas de todos esos libros y artículos, unos los hemos podido conseguir, otros nos los ha pasado el mismo javier y muchos otros peñalara p.ej nos han sido imposible aunque no desistimos.
La narrativa no es nuestro fuerte, por eso a veces se crea confusión con algún artículo. Sino un ansia de conservar lo poco que se tiene ahora que muchos de sus protagonistas pueden hablar y opinar sobre ello, no es cuestión de una enciclopedia con las tapas de cuero, sino narraciones con lo acaecido para poder hilar la historia de la escalada. Es algo complicado explicarlos en un comentario. Tampoco hace falta montar escaleras eléctricas para las aproximaciones, ni señalizar en rojo, la vía, pero seria bonito que las crónicas de las ascensiónes no se diluyan en el tiempo así cuando alguién repita esa vía lo hará creemos con un mayor respeto por la vía y por quien en su momento la imagino y realizó.
Me pregunto yo si en vez de Javi hubiese subido algún desaprensivo que ahora abundan mucho y se hubiese llevado ese libro de cumbre que comenta. La pequeña historia de ese roque hubiese muerto.
Se que todo esto es un quimera, el escalador y más el de clásica es independiente, como dice javi, pero si "los de clásica" no cuidan su pequeña historia ¿Quién lo hará?
Esperamos no haber ofendido a nadie con esas palabras que volaron en forma de árticulo, pero ya se opiniones hay y todos tenemos la nuestra. Filósofos no somos, ignorantes, seguro que sí.
Saludos a todos y sí, vamos pal bar ¡diez garimbas y una de chuchangas! ¡perdon caracoles!

Anónimo dijo...

Chuchangas, chuchangas.

Anónimo dijo...

Nadie llega tarde, cada uno en su tiempo. Pero creo que las nuevas generaciones no solo no saben mirar el pasado sino que creen que lo único verdadero es el presente y todo tiene una historia detrás que le ha ido dando forma hasta tener lo que tenemos ahora.

Gracias tortugas por estos debates.

tortuga dijo...

Esas letras y estos comentario se generan por eso mismo, el pasado también importa ¿Quién y qué se hizo?. Eso da brillo al presente y prepara para el futuro. Bueno ya hemos dado bastante el coñazo.

Anónimo dijo...

Una bandejita de lapas, si son de fondo mejor, con un mojito de cilantro y una botellita de malvasía fresquita.

Anónimo dijo...

ese es el hombre!!!!!

Historias de montaña dijo...

Qué hay Tortuga!

Sin duda el" conocimiento nos hará libres" y guardar la información es sinómimo de olvido, un olvido que da como resultado que la historia se repita con sus malos momentos, por supuesto.

Salu2